3 cambios que han mejorado mi día a día.

16:43

Fuente: Google Imagenes
¡Hola, hola! Seamos felices ya que mañana es feriado y podemos tener un pequeño descanso a mitad de la semana, lo cual nos sirve a todos y ayudará a que la semana pase más rápido que otras veces. Hace casi dos meses pase unos días horrible gracias a unos cálculos renales, los que además me demostraron que no estaba llevando el estilo de vida necesario para estar completamente sana. Por eso decidí hace tres cambios, los cuales me han echo notar la diferencia y me he sentido muchísimo mejor desde que comencé con ellos, por eso hoy los compartiré con ustedes.

  1. Lo primero que hice fue comenzar a comer sano, pero eso no significa que estoy solamente a lechuga todos los días, lo que hice fue medir la cantidad de comida que estaba comiendo, eliminar la comida chatarra/dulces y agregar más verduras a mis platos. Comer sano significa comer de manera balanceada, así que es solamente cosa de medir y no comer en exceso, aún cuando sean cosas sanas. Obviamente podemos una vez cada cierto tiempo comernos un trozo de torta o algo que nos guste, pero no todos los días, una vez cada dos semanas o en ocasiones especiales esta bien.

    Lo que me ha gustado este último tiempo es disfrutar el proceso de preparar un almuerzo balanceado, por lo cual me volví adicta a los vídeos y el blog de Liezl Jayne, quien comparte sus recetas saludables y su experiencia bajando de peso, y manteniendo el peso que bajo. Gracias a sus vídeos me di cuenta que puedo comer rico y sano sin tener que sufrir, así que he preparado algunas de sus recetas y me encantan, incluso he compartido unas fotos en Instagram, deberían ir a ver su blog.
  2. Sonará repetitivo y obvio, pero el ejercicio es la clave. No sirve mucho llevar una alimentación sana sin hacer algo de ejercicio durante el día, cosa que podemos hacer sin salir de la casa o tener que pagar un gimnasio. En mi caso dejé de un lado las micros y me voy todos los días en bicicleta a la universidad, lo cual ha echo un cambio increíble y lo disfruto mucho, así que no sufro al tener que mover las patitas. A eso le sumo dos días en el gimnasio de la universidad, el cual es gratis, y cuando no puedo ir hago ejercicios en la casa. Nunca pensé que lo diría, pero estoy disfrutando el no estar todo el día tirada en la cama y salir a mover las patitas.
  3. Y por último, nuevamente un poco obvio, el agua. Hace un tiempo hice una entrada contándole los beneficios de tomar agua y sigo pensando de la misma manera. Una de las razones por las cuales se forman los cálculos es por la falta de agua, lo cual encontré raro en mi, porque siempre he tomado mucha agua, pero preferí dejar de pensar en eso y seguir tomándola. Hay días en los que ha frío o simplemente amanezco con cero ganas de tomar agua, más por flojera, pero me obligo a hacerlo porque noto la diferencia los días que tomo y los que no. Me siento con más energía y menos sueño, además que mi rostro nunca había estado tan limpio y sin manchas, así que el agua se ha vuelto nuevamente mi mejor amiga. 
Probablemente son cosas que ya habían escuchado y leído en otras partes, pero me parece que es necesario repetir y repetir lo que podemos hacer para sentirnos mejor, especialmente porque son cambios tan pequeños, pero que hacen una gran diferencia. Además, cosa que olvidé poner arriba, he estado tomando Vitamina C todas las mañanas y mi energía anda por las nubes, así que se los recomiendo (no cuestan más de $2.000 en farmacias). Hasta el momento he bajado cuatro kilos y aunque me faltan, estoy con todo el ánimo.

¿Que otro consejo creen que debería haber nombrado?

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Hola! me parece genial que hayas hecho estos cambios y sobre todo que te estén dando resultados, la verdad es que el año pasado también los hice pero ahora que entre a clases me puse un poco mas flojilla pero quiero volver a retomarlos, sobre todo el hacer ejercicio, quiero organizar mi tiempo para volver a comenzar porque se que mi cuerpo lo necesito, que sigas asi! un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las clases siempre nos hacen poner más flojos, más aún porque los tiempos libres nos tientan a solo descansar jajaja. Ojalá te puedas hacer el tiempo de hacer ejercicio, notarás rápidamente la diferencia. Saludos, Paz :)

      Eliminar

Instagram